Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Política de cookies ×

¿Desahucio por falta de pago o por retrasos en el pago?

¿Desahucio por falta de pago o por retrasos en el pago?

¿Desahucio por alta de pago o por retrasos en el pago?

El contrato de arrendamiento es un contrato que genera obligaciones recíprocas para las partes, el artículo 1555 del Código civil viene a decirnos que el inquilino tiene que cumplir sus obligaciones en la forma que se haya pactado en el contrato, y el artículo 17.2 de la ley de arrendamientos urbanos establece que, salvo que se haya pactado otra cosa en el contrato, la renta deberá pagarse dentro de los 7 primeros días de cada mes.

El pago realizado fuera de plazo no debe tenerse como un retraso, sino como un verdadero incumplimiento del arrendatario, pudiendo el arrendador instar la finalización del contrato por vía judicial e, incluso, el desahucio. Y ello aunque se trate de un retraso de una sola mensualidad.

En la practica habitual, el juicio de desahucio es un procedimiento que tiene por objeto la recuperación por el arrendador de una finca dada en arrendamiento y acumuladamente se va a la reclamar además el importe de las rentas vencidas (no las meramente retrasadas) y cantidades adeudadas. Pero cuando el deseo del arrendador es resolver el contrato ante los reiterados retrasos en el pago de la renta, el Tribunal Supremo apuesta por la posibilidad del desahucio por retraso en el pago de la renta de alquiler. De este modo, si un arrendador interpone demanda de desahucio por un retraso en el pago de la renta y el inquilino paga tras la interposición de la demanda, ese pago va a ser considerado un pago con retraso y va a tener consecuencias como la condena en costas y, en su caso, resolución del contrato y desahucio, salvo que se trate de una primera enervación.